Aspectos importantes sobre la gestión de viviendas vacacionales

 En Gestión de vivienda turística, Noticias vivienda turística

Si eres propietario de un apartamento:

Seguro que si eres propietario de un apartamento, alguna vez habrás valorado convertirlo en una vivienda vacacional. Que sea un lugar donde hospedar a curiosos turistas que visitan tu ciudad y así sacarle una rentabilidad. Si tras ese primer planteamiento te has interesado por este sector, tendrás que plantearte muchas decisiones que aumenten los beneficios a obtener.

La gestión de un alojamiento vacacional supone, una vez puesto en marcha tu negocio, mucho esfuerzo y sobre todo, invertir mucho tiempo diariamente en todas las actividades que este demanda.

Previamente a empezar a generar beneficios con tu vivienda vacacional, debes acondicionar esta para poder empezar a recibir huéspedes. Toda la preparación previa va desde:

  • Diseño arquitectónico de los planos para cumplir con los requisitos.
  • Obtener las licencias necesarias para que tu VUT pueda ejercer su ejercicio (estas licencias y sus respectivos requisitos de obtención, dependen de cada autonomía).
  • Medidas de seguridad dentro de la vivienda, extintores, planos de evacuación, etc.

Tras haber recolectado todos los permisos oportunos, querrás diseñar tu apartamento, de tal forma que llame la atención de los posibles huéspedes en las distintas plataformas. Para ello deberás realizar un estudio de mercado ya que conocer bien a tu público objetivo te ayudará con el diseño de interiores para tu VUT, pues no son iguales los requisitos y gustos de un turista de negocios o de una familia con niños pequeños. Un apartamento de playa o uno de ciudad son completamente diferentes.

Llegado el momento de publicarlo en las diferentes plataformas, deberás determinar todos los servicios que le ofrecerás al visitante, tanto incluidos en el precio como extras, al igual que su precio correspondiente.

¿Qué debes tener en cuenta, si te decides?

Tras la puesta en marcha de tu vivienda vacacional, deberás dedicarle parte de tu día a su gestión propiamente dicha, en todas las tareas que esta conlleva:

  • Gestionar la entrada de reservas.
  • Limpieza entre cada estancia, cambio de sábanas, toallas y limpieza general de la vivienda.
  • Mantenimiento constante. No quieres que nada deje de funcionar en presencia de tus huéspedes, pero esto es algo que siempre puede pasar y deberás solucionarlo lo antes posible para la satisfacción del cliente.
  • Atención al cliente, responder sus dudas, atender sus necesidades, etc.
  • Realizar los check-in y los check-out de los apartamentos. Valora la flexibilidad de este aspecto, ten en cuenta que hay vuelos que llegan a mediodía y otros a media noche.
  • Impuestos, facturas, contabilidad, etc.
  • Gestión de las críticas y comentarios, aprende de ellos para mejorar.
  • Revenue marketing.
  • Actividad en las plataformas para una mayor visualización de tu apartamento.

También deberás tener en cuenta que la forma de gestionar tu vivienda vacacional. Influirá en quién responde ante Hacienda y ante la administración turística competente. Pues bien, dependiendo de si además de propietario eres el gestor de tu propio apartamento turístico, es decir, eres tú quien explota el beneficio de este, también serás el responsable ante las obligaciones que este genere.

Sin embargo, si decides explotar el potencial de tu vivienda a través de una empresa gestora mediante un contrato de cesión, quien estipule el contrato será quien deba responder ante las obligaciones que genere el apartamento. Este nombramiento suele ir de la mano de si la empresa intermediaria solo asesora o también gestiona su explotación; en este segundo caso, también gestionará las obligaciones con Hacienda y la administración turística.

Afortunadamente, a medida que este sector de la industria turística ha ido adquiriendo importancia, los gestores de alojamientos vacacionales han ido surgiendo, ampliando su oferta en el mercado. Estas empresas gestionan todas las operaciones diarias que conlleva un alojamiento turístico, desde la optimización del anuncio en las diversas plataformas, promoción, limpieza y mantenimiento, comunicación con los huéspedes, gestión de las reservas, check-in, optimización de precios, administración y asesoramiento en los pasos previos a comenzar la actividad.

Actualmente, existen muchos tipos de gestorías para viviendas vacacionales según las necesidades de cada propietario, con el objetivo de maximizar el rendimiento de su vivienda turística.

 

Vivienda vacacional en MadridAlquiler de vivienda tradicional o turístico