Declaración de Ingresos por IRPF en viviendas turísticas

 En Legislación e impuestos pisos turísticos, Noticias vivienda turística

A la hora de realizar la declaración de la renta de un apartamento turístico, hay que tener en cuenta la Comunidad Autónoma en la que se está realizando dicho arrendamiento, puesto que cada una presenta una normativa diferente para regular el alquiler turístico.

De esta manera, habrá que acogerse a las normas de la Comunidad Autónoma que corresponda y, si se observa que no existe una legislación específica, se deberá prestar atención a la normativa de arrendamientos para usos distintos de vivienda.

¿Cómo tributar el IRPF en el alquiler turístico?

A la hora de preguntarse cómo se tributa el IRPF en un piso turístico, hay que señalar que dicha tributación se realizará de una manera u otra en función del tipo de arrendamiento del que se esté hablando. De esta manera, los alquileres turísticos se pueden clasificar entre los siguientes tipos:

  • Con servicios de hospedaje.
  • Sin servicios de hospedaje.
  • Si el alquiler se gestiona por parte de una empresa o bien, si es una persona física.

El concepto de servicios de hospedaje hace referencia a todos aquellos servicios que se ofrecen al cliente junto con el alojamiento, como la limpieza habitual del apartamento, recibimiento, lavandería, trato al cliente, cambio de toallas y sábanas…

Sin embargo, cabe señalar que no son considerados servicios de hospedaje los siguientes:

  • La limpieza del apartamento, así como el cambio de toallas y sábanas si solo se realizan cuando el cliente realiza el check-in y el check-out.
  • El mantenimiento de la casa (reparaciones eléctricas, electrodomésticos…) y la limpieza de zonas compartidas.

Una vez identificados los tres tipos de alquiler turístico, hay que atender a cómo se realiza la tributación en cada uno de ellos.

Alquiler turístico con servicios de hospedaje

Si se ofrece un alquiler turístico con servicios de hospedaje, en este caso no se considerarán como rendimientos de capital inmobiliario, sino que los que se obtengan figuran como rendimientos procedentes de las actividades económicas y el impuesto correspondiente es el Impuesto de las Actividades Económicas (IAE).

Asimismo, si para poder ofrecer dichos servicios se precisa de un trabajador a jornada completa con contrato, se incluirá en el mismo apartado. Las estancias tendrán un IVA repercutido del 10% en este caso.

Alquiler turístico sin servicios de hospedaje

En caso de que se quiera declarar un piso turístico sin que se ofrezcan servicios de hospedaje, los ingresos que se obtengan del mismo serán denominados como rendimientos del capital inmobiliario. Para poder calcular el importe correspondiente, habrá que obtener la diferencia entre los ingresos que se han conseguido y los gastos deducibles (luz, internet, comunidad, basura, IBI…) que se han asumido.

En relación con esto último, solo se podrán atribuir de manera proporcional aquellos gastos que se hayan asumido mientras la vivienda ha estado en alquiler. De esta forma, si se decide no alquilar la vivienda durante determinados períodos, Hacienda asignará una renta por aquellos días en los que no haya estado en alquiler, y que habrá que declarar de igual forma.

Una vez conocido este importante dato, hay que considerar de cuánto será dicho importe. Para ello, hay que conocer el valor catastral del apartamento y aplicarle el 1,1% o el 2%, el importe que resulte de ese cálculo se dividirá entre 12 meses y se multiplicará por aquellos días en los que la vivienda ha estado sin arrendar.

Alquiler turístico si se gestiona por una persona física

En caso de que el alquiler turístico lo gestione una persona física que no se dedica profesionalmente a ello, los rendimientos obtenidos del mismo se considerarán rendimientos de capital inmobiliario. Para el cómputo de los rendimientos, habrá que realizar la misma diferencia que se hace en los casos de alquiler sin servicios de hospedaje, restando a los ingresos obtenidos los gastos deducibles.

Cabe mencionar que en los dos últimos casos, no se podrá acoger a la deducción del 60% de alquileres, puesto que, al ser vivienda turística, tienen un carácter temporal y no permanente.

¿Y si gestiona mi propiedad una empresa?

En este caso, deberás incluir el 10% de IVA en las pernoctaciones si prestas servicios de hospedaje y un 21% en servicios adicionales.  Los resultados del ejercicio en curso tendrán que soportar el Impuesto de sociedades correspondiente que es, generalmente, el 25%.

Riesgos de no declarar un alquiler turístico

Si no se realiza la declaración de la vivienda turística en la renta 2022, se está incurriendo en un acto ilegal que habrá que asumir íntegramente. Al igual que cada Comunidad Autónoma tiene una legislación diferente en cuanto al alquiler vacacional, las consecuencias de no declararlo también pueden diferir.

En caso de que no se cumpla con la obligación impuesta por ley, se deberá asumir una multa que variará en función de la gravedad, la cual oscila entre el 50% y el 150% del importe no declarado.

Gestión alojamiento turístico AirbnbVivienda vacacional en Madrid

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar